Poesía

Publicado: diciembre 4, 2010 en Uncategorized

Sí, poesía. Estoy a vueltas con la poesía todo el rato pero no leo, escucho. Escucho poesía sobre una base y, aunque me gusta casi cualquier tipo de música, no consigo despegarme de las rimas y los ritmos.

Hace ya algunos años que tuve mi primer contacto con el rap. La primera vez debió de ser hacia el 97, en algún recopilatorio en el que la canción “Buah!” de 7N7C no encajaba mucho; claro que yo tampoco era consciente de que eso era rap. No era consciente si quiera de qué era el rap. Sólo recuerdo que me hacía gracia ese hombrecillo que hablaba tan rápido encima de algún tipo de melodía, porque tampoco podía llamarle canción.

Más adelante, hacia el 99, a través de un amigo, ya me introduje completamente, y a sabiendas, para explorar esta variedad musical que no conocía, pues no se veía en la tele, no se leían en los periódicos (ni revistas) ni un artículo remotamente relacionado y no se escuchaba en la radio. Hay que hacerse cargo que vivo en una ciudad perdida en el medio de la nada. Posteriormente, descubrí que había una (1) revista especializada y dos (2) programas de radio dedicados al rap. Uno en los 40 Principales, que por aquel entonces estaba explotando uno de tantos “boom del rap”; a pesar de ello, es inevitable admitir que el ahínco con el que Tony Aguilar (sí, aquél) vivía la escena, hizo mucho por su normalización, habida cuenta que la emisora era (es), quizá, la más importante radiofórmula. El otro programa era harina de otro costal. Presentado y dirigido por Jotamayúscula y Frank T, dos señores del rap madrileño. Aún está en antena, pero ahora se ocupa de él (y desde hace tiempo ya) Jotamayúscula en solitario. Ambos compartían formato, con emisiones de un par de horas en horario intempestivo en fines de semana, pinchando esta música minoritaria y haciendo entrevistas, en la medida de lo posible.

El rap original proviene, como no, de la Ciudad de Nueva York y, por lo tanto, está en inglés. En general, y para no entrar en la pelea entre Costa Este y Costa Oeste, convengamos en que las leyendas del rap provienen del nuevo mundo: Beasty Boys, Run DMC, Jay Z, Dr Dre, Snoop Dogg, Wu Tang Clan, 2Pac y un largo, largo, largo etc. Sin embargo, más allá de las cualidades estéticas del rap americano, como las increíbles bases, los rapeos impecables (favorecidos por la estructura gramatical de la lengua inglesa) y la repercusión que la música rap tiene en los Estados Unidos, el rap es un tipo de música que, a diferencia de otras, pretende transmitir algo. Un pensamiento, una sensación, una experiencia, una vida, un contenido. Por eso es muy importante comprender lo que nos está llegando a las orejas y, esto, para muchos de los que andamos algo pez en la lengua de Shakespeare, es algo muy complicado. Así que, aunque escucho mucho rap proveniente de la tierra de las libertades, empecé y continué, hasta el día de hoy, consumiendo mucho rap español, en español.

Lo primero que recuerdo del rap es español (conscientemente) es CPV. Un clásico. El primer gran grupo de rap español que nació de la agregación de los mejores iconos del undergrond madrileño de principios de los ’90 para hacer temblar los cimientos de la industria y de nuestras cabezas. Luego, 7N7C. Otro clásico, ahora en Barcelona. Con un estilo muy personal que destacaba por su crudeza. En aquellos tiempos, casi todo era crudo. El rap era hardcore y el hardcore era rap. Me gustaba más así, cuando no había tantas cosas raras. Rap y nada más.

Luego vendrían lo que hoy son clásicos también: los omnipotentes Violadores del Verso, Nach Scratch, SFDK, Frank T, Ari, La Mala María, VKR…

La verdad es que he pasado bastante de las publicaciones sobre el mundillo este, he pasado de las peleas verbales entre grupos, de escuchar rap para ser duro o ser duro para escuchar rap, no he llevado cadenas ni me he puesto una gorra de lado. Sólo he escuchado rap. Sin más. Casi me fastidia ver que ahora es un producto de consumo que se vende y se compra sin una explicación. Está dejando de ser algo personal, una aficción de aquellos que empezaron a finales de los 80 en esta cosa rara, para pasar a ser una nueva Operación Triunfo.

Bueno, yo seguiré escuchando rap, sin más.

Anuncios
comentarios
  1. madonnitax dice:

    Yo ya sabes que lo intento con el rap español pero no me acaba de convencer…

  2. Diego dice:

    A mi no me convence ninguna música, a lo mejor lo intento con el rap…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s