Vintage

Publicado: diciembre 30, 2010 en Uncategorized

Vintage o retro son palabras que oímos mucho últimamente. Según la wikipedia (una fuente que ya es aceptable citar), lo retro implica vintage, es decir, un añejamiento (de entre quince y veinte años, además, aunque no necesariamente, pues veinte años, para algunas cosas, es demasiado tiempo). Entonces, ¿qué es esto de retro y por qué lo vemos a diario? Pues los vinilos son retro, la PSX es retro, ver VHS es retro y, así, hasta el infinito porque hay arte retro, moda retro, electrónica retro… Básicamente, si usas hoy algo de ayer, eso es retro. Y parece que está en auge!

Opino que internet ha sido, y es, una gran plataforma retro. Si, de pequeño, veías una serie que te gustaba mucho y que no han repuesto, si tenías un juguete preferido que no sabes dónde ha acabado (quizás deberías preguntarle a tu madre), si vendiste tu querida NES que tantas satisfacciones te había dado para reemplazarla por una SNES, etc., es probable que puedas acceder de nuevo a tu infancia ahora que dispones de algo más de liquidez que entonces. También puedes resarcirte con el destino y comprarte todo lo que quisiste en aquellos días de inocencia y que te fue negado. Enhorabuena, ya estás en la moda retro.

Particularmente, me encanta. Puede que, los españoles en concreto, estemos fuertemente influenciados por nuestro entorno en favor de la subcultura retro. No olvidemos que llevamos veinte años viendo los mismos quince capítulos de los Simpson y que, mucho mucho tiempo después, cada vez que viene Will Smith a España, Pablo Motos le pone de fondo la melodía de la serie que lo catapultó al estrellato a nivel mundial para que se eche un rap encima. Cómo puede Pablo Motos resistir esa tentación si, de lunes a domingo, a eso del medio día, volvemos a principios de los noventa para ver las peripecias del (entonces) Fresh Prince? No podía ser de otra manera que lo retro esté en boca de todos.

En la ciudad en la que vivo hay una tienda en la que uno puede saciar su hambre retro. Por lo menos hasta cierto punto. Seguro que es conocida por todos pues, aunque ahora está en otras manos, en su momento fue la tienda de segunda mano más boyante de la ciudad. De hecho, quizá fue la tienda más popular entre los adolescentes de nuestra edad. Cuando sus propietarios se hubieron enriquecido lo suficiente, éstos se deshicieron de ella y emplearon el dinero así ganado para otro tipo de negocios. Ahora la lleva un hombre que hace lo que puede para mantenerse ahí, pues aquella fiebre repentina de compra venta que nos entró a todos a principios de los años dos mil parece haber remitido. Aunque no del todo. Uno aún puede conseguir completar su colección de LP’s, adquirir un libro que solamente quiere leer, y no adorar, a un precio razonable o revisar su colección de cómics, no sea que falte un número imprescindible en su comiteca. Además, videojuegos, VHSs y DVDs, CDs, juegos de tablero, manga, algún merchandising… Vamos, para los que de diario residimos aquí, un oasis en pleno desierto. Precisamente, hablando con el administrador de este establecimiento, me comentaba la conveniencia de centrarse exclusivamente en este tipo de material al que, aparentemente, era más sencillo dar salida que al material nuevo (de las mismas características, es decir, los últimos discos de música, los libros de actualidad, etc.). Incidentalmente, a no ser que hablemos de artículos de colección, por lo general estas compras comportan un ahorro para nuestra cuenta corriente, pues el paso del tiempo ha disminuido su valor. Pienso que, adicionalmente, puede ser también una buena forma, para los pequeños de la casa, el comenzar con algo más sencillo, algo de antes, como empezamos nosotros. Personalmente, me alegro de haber empezado a conducir con un coche relativamente antiguo. Suficientemente cómodo como para desplazarse con él pero sin los lujos de los que disponen los coches modernos (puede que esté pensando en los automóviles de alta gama, llenos de accesorios). Y es que, para mí, lo antiguo tiene cierto encanto. De ahí mi (pequeña) colección de iPods y de consolas, mis revistas antiguas y ese gusto por el cine que se hacía antes, el cine con imaginación. Y, por qué mentir?, yo también me pongo el Príncipe de Bel Air, qué leches!

Otro tema son los artículos de colección propiamente dichos, los cuales pueden alcanzar precios absolutamente ridículos. La cantidad de unidades producidas (habitualmente, pocas), la cantidad de freaks que las desean (habitualmente, muchos) y la ley de la oferta y la demanda del libre mercado completa un cóctel carísimo.

Para los que queráis profundizar en temas retro, hay un par de podcasts que quizá sean de vuestro interés. El primero de ellos mantiene actualidad de Dragon Ball Z (y otras franquicias). Podéis entrarlo en http://www.daizex.com. El otro, ya finalizado y con cien episodios en audio, y unos quince en vídeo, nos habla de videojuegos con un nombre que dice mucho de su contenido: Retronauts. http://www.1up.com/1upblogs/3/. Mientras que éste es el podcast de un blog, el anterior es de una página web. Enjoy! (Ambos en ingles.).

Anuncios
comentarios
  1. madonnitax dice:

    Básicamente, como dices, lo retro es más por colección que otra cosa, y como coleccionismo que es, todos sabemos a lo que nos lleva…TRAGADOIRA! Pero mola!

  2. Diego dice:

    A mi me encanta todo lo antiguo. Quizás sea porque me recuerda a cuando era niño y no tenía preocupaciones, excepto cuando tu madre te daba aquellos 5 minutos para que apagaras la consola y tu respondías: “Espera que guarde la partida”. Jajajajaja.

    Me ha encantado el artículo. Un saludo

    • digijew dice:

      Muchas gracias! Me alegro que te guste. Sí, supongo que mucho es la nostalgia y la despreocupación. En esos años todo te marca mucho. Y lo de las consolas… Eso ya es la bomba! XD. A ver si sigue creciendo la colección!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s