La mentira de los móviles a €0

Publicado: julio 14, 2011 en Uncategorized

Mucho he escuchado últimamente a la gente lamentarse acerca de los móviles subvencionados. Las quejas suelen provenir de usuarios avanzados que opinan que el hecho de que la operadora asuma parte del importe del terminal reduce su libertad. Y esto por qué? Pues porque adquirir un teléfono sin pagar lo que el fabricante estima apropiado (a menudo una cantidad disparatada) constituye establecer un romance amoroso con la compañía telefónica mediante el cual uno se compromete a no ponerle los cuernos en, al menos, un año y medio. Y he aquí el inconveniente: qué ocurre si descubrimos que nuestra nueva proveedora de servicios no es tan atractiva como pensábamos? Acaso fueron el maquillaje o la ropa que nos despistaron haciéndonos pensar que tenía atributos de los que carece y cubriendo defectos congénitos que se presentan claros una vez firmado el contrato? Nada agradable…

Sin embargo, precisamente el usuario avanzado debería ser capaz de apreciar las evidentes ventajas que comportan los móviles subvencionados. Porque, sinceramente, la capacidad de cambiar de compañía a nuestro gusto para conseguir una tarifa que se adapte a nuestras necesidades, fundamental carencia de las principales operadoras, que se enzarzan en una pelea sangrienta por ver quién es capaz de exprimir más al ciudadano, es, fuera de toda duda, absolutamente deseable. Pero, hagamos cuentas. Cuántos euros cuesta un teléfono actual de gama alta y libre? Cuatrocientos euros? Quinientos euros? Seiscientos euros? Eso es mucho dinero. En mi caso concreto, mi actual smartphone ronda los €500, probablemente algo más en el momento que lo compré. Si lo hubiese comprado libre, habría tenido que hacer un gran desembolso inicial, amén de las mensualidades que, irremediablemente, nos esperan a todos cada cuatro semanas, algo de lo que mucha gente parece olvidarse. Si mi móvil me costó sobre €120 (con subvención) y calculo pagar sobre €10-€12 cada mes, durante 18 meses, el resultado es de €300 en el mejor caso y sobre €340 en el peor. Susceptible, claro, a variaciones. €340 dista mucho de €500, y mi limitada economía lo nota. Tengo yo la culpa de haber buscado un teléfono (de gama alta, por cierto, y perfectamente solvente) a un precio relativamente bajo y acompañado de una tarifa que me es completamente conveniente (500MB de datos a máxima velocidad  por €8 con los que cubro el mínimo y 8c sms/minuto)? Pues claro que sí! Muchas cuentas tuve que hacer para ver si me compensaba el cambio! Y, una vez de cambiar, si estoy contento, tampoco voy a andar saltando de compañía en compañía cual abeja de flor en flor! Pues ya de estar en un sitio, que más me da que me comporte ciertas ventajas?

Supongamos ahora que no fui lo suficientemente listo como para informarme antes de comprar y, al llegar a casa, descubro que mi nuevo operador no tiene cobertura en mi zona de residencia. Bien. Las multas por cancelación de permanencia rondan los €10 por mes, es decir, €180 por un contrato de año y medio. Sumando, €300 de desembolso global. Aún podría vender el terminal (que hoy se liberan casi con pulsar un botón) y ganar dinero o, por lo menos, quedarme como estaba.

Así las cosas, mi postura es fuertemente a favor de las subvenciones. Pero a favor de la educación básica obligatoria que permita a una persona leer y sumar, habilidades suficientes para subsistir en el día a día. Qué culpa tengo yo de que la gente se ciegue con los móviles a €0? Que sí, que es muy bonito no pagar nada por un aparato de €500, pero si después tengo que abonar €40 al mes que no voy a gastar, porque ese es el problema, que contratan tarifas de €40 y gastan €10, no hay beneficio (para el usuario, claro, porque, no nos engañemos, por muy barato que una empresa nos ofrezca un bien/servicio, ella siempre ganan). Pero es que esta situación no se la explica nadie! Aplauso especial para los comerciales que se aprovechan de los ignorantes pero, por favor, no os dejéis engañar!

Otro aspecto de esta problemática es la gente que necesita (frivolizando mucho) un móvil y simplemente no quiere dejarse los ahorros para la universidad en el cacharro. La solución es sencilla: las operadoras ofrecen móviles de batalla gratis. Incluso puedes conseguir algún Android barato si tienes algún punto. Alguien da más? Pues sí, lo genial es la oferta. Quien quiera libre, libre. Quien quiera subvención, subvención. Pero, por favor, lean y sumen. Lean y sumen…

Anuncios
comentarios
  1. nereglez dice:

    Vamos que la conclusión es, compra subvencionado si no vas a pagar más de lo que consumes realmente al mes. Pero eso parece que sólo lo vemos algunos porque lo que la gente hace es ver primero los 0€ y a continuación piensa: no tengo que desembolsar de entrada una gran cantidad y así lo voy pagando por meses que no duele tanto…Sé que eso es culpa de la gente que no suma pero está claro que las compañías y los comerciales se aprovechan de que la gente no suma para captar clientes con ese 0€…

    Y otra cosa, la sensación de decir “soy libre” de irme cuando quiera si no me interesa…¿eso no tiene precio?

    • digijew dice:

      Pero es que eso no es culpa de la operadora tampoco. Si acaso, es culpa del comercial, que está para aconsejarte. Porque, vamos a ver, si yo compro un móvil a €0 y necesito gastar, mínimo, €40 o €50 y lo gasto, o más, dónde está el problema? Te llevas el móvil gratis! A cambio de año y medio de fidelidad, claro. El problema es si no los gastas, pero entonces no lo compres! Lee y suma!
      El irte cuando quieras claro que tiene precio, €10 por mes de contrato que no cumplas, ya lo había comentado. Si tu terminal es caro, sales ganando! ;). Sólo hay que sumar para ver si te compensa!

  2. Buen post, interesantes argumentos, mejores formas. Felicidades.

    A partir de aquí, totalmente en desacuerdo. Las prácticas de vender móviles subvencionados con permanencia no solo es lesiva para la libre competencia, también es fraudulenta. Me explico:

    -TODA compañía que ofrece esta práctica está incrementando artificialmente los precios de comercialización del bien que eligieron explotar para competir en un mercado particular. Este incremento se basa en la amortización/rentabilización de un bien necesario para su producto PERO del que carecen del más mínimo control sobre cuestiones técnicas, servicio posventa, correcta puesta a punto, mantenimiento, reparación, etc… Pasan a ser un mero intermediario más de una cadena a la que no aportan nada pero en la que consiguen incluir una comisión más, la suya.
    -TODA compañía que subvenciona terminales acaba desviando su capacidad de innovación con la que conseguir una mayor eficiencia que redunde en un aumento de competitividad en los mercados. Este trasvase de capitales de I+D siempre acaba parando a una mayor, que no mejor, red comercial con la que captar a insatisfechos, incautos o poco formados consumidores. Y lo hacen con malas prácticas, verdades a medias, letras pequeñas escondidas, etc…
    -TODA compañía que subvenciona móviles pasa a competir en catálogo de móviles, no en mejores tarifas, ni mejores SAT’s, ni adecuados servicios web. Al aceptar que tu gasto en datos y llamadas puede encajar en la oferta X de la compañía Y para tener el smartphone Z por xx euros al mes, dejas de preguntarte qué compañía ofrece el menor precio posible con el mejor servicio para tu volumen de necesidades comunicativas. Y ahí está el error. Y así te cazan.
    -Como CONSUMIDOR, tenemos la obligación de valorar las 2 variables que componen la ecuación de la comunicación móvil por separado, comparar con demás alternativas de mercado y elegir. Busca la mejor tarifa para tus necesidades y después elige el smartphone que te permita cubrirlas.
    -Como CONSUMIDOR tengo claro que no me debo ligar a una compañía durante ¡18/24 meses! porque sé que en 18 meses el precio de la comunicación bajará o subirá en prestaciones si tenemos un mercado libre y competitivo. Ayudémoslo. Y también sé que un móvil no dura 18 meses por nuestra voracidad consumista así como también por el vertiginoso avance de la tecnología que deja en obsoleto cualquier pasado reciente. Sé libre para cuando quieras o debas cambiar.
    -TODA compañía que ofrece la subvención de móviles ayuda a encarecer un producto de tecnología que nos resultaría mucho más asequible sin intermediarios forzados. ¿ Alguien cree que un Galaxy SII valdría 500 o 600 € si se vendiese simplemente con la opción de libre ?¿ Puede alguien vender el terminal que sea una vez cumplida la permanencia para conseguirle una rentabilidad monetaria adicional? No rotundo a las 2 respuestas.

    Así pues, yo soy acérrimo partidario de contratar la tarifa que más me conviene para mi uso ( en mi caso es la nuevega y llama de Pepephone ) y ya me busco por mi cuenta el terminal que me llama la atención o me puedo permitir. Y juzgo lo que me cuesta lo que me ofrece pepephone. Y sigo con ellos mientras lo considero adecuado. Y juzgo la calidad de Samsung como fabricante de smartphones al tener un SII por el que he pagado 420 € tan solo esperando un mes a que pasara la euforia inicial del lanzamiento. Y cuando me canse de él soy libre de revenderlo y minimizar el desembolso, regalarlo, guardarlo, tirarlo… Y nadie que lo haya adquirido subvencionado podrá decirme que le ha costado menos dinero que a mí tener un smartphone puntero con 500 mb al mes por 6’9€ y llamadas por 9 cts/min SIN est. de llamada y sin consumo mínimo de permanencia… Galaxy SII por un lado, Pepephone por otro. Y estos números son ciertos, porque son los míos.

    • digijew dice:

      Gracias por comentar, por las felicidades y por notar la forma, algo en lo que pongo mucho esfuerzo (aunque sólo sea para no meter faltas de ortografía).
      Al final tenemos más en común de lo que crees, aunque con matices. Veamos:

      En mi post verás que no uso la palabra consumidor ni una vez. Me niego a definirme como consumidor aunque, que remedio, consuma.

      En cuanto a los mercados, es una teoría válida, pero muy difícil de demostrar y de aplicar. El precio de los terminales es absurdo? Sí. Está influenciado por las políticas de subvención de las operadoras de telecomunicaciones? Puede ser. Cambiará algún día? No se sabe…. Recordemos que lo que hoy es un producto de consumo (hablando del rey de Roma…) al que podemos aplicar la más básica ley del mercado capitalista, oferta y demanda, surgió como una manera mediante la cual los altos ejecutivos, banqueros, brokers, etc., pudieran estar disponibles para comunicación en todo momento y lugar. En aquél entonces, este tipo de accesorios no era más que un lujo al alcance de muy pocos y su precio venía marcado por su exclusividad, por una baja producción, por el target y por su coste tecnológico. A medida que su uso se fue generalizando, el precio se mantuvo y, mientras que la producción aumentaba y sus costes se reducían, su demanda aumentó de manera espectacular. Esto no hubiese sido posible sin un desarrollo paralelo de las redes celulares que los soportaban, sin las cuales no tienen sentido. De modo que, mientas el fabricante producía terminales, las operadoras montaban antenas. Una simbiosis que tenía un fin muy claro: fomentar su uso para ganar más dinero. Y aquí yace nuestro dilema :).

      Yo no defiendo a las operadoras. De hecho, me parecen el mismo perro con diferente collar. Lo cierto es que hoy se nos presiona para tener y usar el móvil y, para qué negarlo, viene bien en muchos casos. Si yo me guiase por el uso que le doy al móvil, seguramente escogería una tarifa con mensajes y llamadas baratas, sin internet y sin mínimo, pues cada vez llamo menos y mando menos mensajes. Esto es en parte por el uso de internet que, por otra parte, ya tengo en casa y tampoco necesito mirar el Twitter o el correo cada minuto. Así pues, soy un borrego? Probablemente pero, contrario a lo que tú opinas, he visto vender, hace no mucho, una BB 8520, sí, de esas que salen debajo de las piedras, por €100 con un año de uso. En mi cabeza surgió entonces la idea de que, si compraba un Galaxy S, que es mi actual SM, quizá en un futuro podría sacarme algún euro cuando me cansase de él. Si no fuera por la subvención, no lo hubiese comprado. Claro que intuyo que tu situación es muy diferente a la mía, con un poder adquisitivo similar al de un niño de ocho años. Cuando sea mayor, me plantearé tu estrategia, la cual es absolutamente correcta, a pesar de ser un martirio para tu cuenta corriente. Claro que cada uno con sus aficiones, que es muy libre de invertir aquél dinero que tanto sudor costó ganar en aquello que más satisfacción le produzca, faltaría más. Cuando le digo a la gente que mi bici marcaba €600, se echa las manos a la cabeza, a pesar de que es muy sencilla. Compra un teléfono del mismo precio y serás el héroe de tus amigos. La diferencia es que yo espero montar en mi bicicleta durante muchos años. No espero lo mismo del móvil. SIn embargo, ni voy a cambiarlo el año que viene ni creo que nadie necesite hacerlo.

      En mi humilde opinión, reitero que lo estupendo es tener la oportunidad de escoger. La teoría dice que todo lo que no se venda al precio que debe será eliminado por el propio mercado. Claro que, como demuestra la crisis actual, las reglas pueden doblarse más que una contorsionista china. Es más, con las posibilidades que ofrece Android (que sus defectos tiene también) una manera de apoyar el mercado de los teléfonos libres son los terminales chinos. No tendrás pantalla superretinamoled, pero el correo lo podrás ver igual ;). A fin de cuentas, todo viene de allí.

      Resumiendo, que el cansancio hace mella en mí y dispersa mi mente, que para gustos, helados. Condeno la actitud de las operadoras hasta las últimas consecuencias y coincido en que una situación de competencia beneficia al ciudadano, a ver si Timofónica deja de intentar hacernos creer que aún tiene que amortizar las líneas de cobre. Sin embargo, al tratarse de un bien no esencial, me alegro de que haya alternativas para los, como yo, impresionables geeks. Como digo, una elección informada es mi única arma. Y te pongo mi caso como ejemplo para acabar antes de caer anestesiado sobre el teclado por mi propia e incontrolable verborrea:

      Yo me encontraba incómodo en Garrafón, pagando un mínimo de voz con un móvil 3G, de las cuales sólo usaba una G, que no consumía. Decidí, entonces, huir cual elefante en estampida, a ser posible, dentro de una cacharrería. Observé entonces mis opciones, ninguna de las cuales parecía estar en cualquier sitio cerca de una de las “grandes”. Este hecho en sí ya es falacia evidente, pues sólo hay tres compañías que posean antenas cancerígenas. Sea como fuere, centré mi atención en los OMVs, que brotaban tan alegremente como las setas en otoño. Sus ventajas eran muchas: sin mínimos, sin permanencia, sin cosas raras… La cobertura era un factor que me preocupaba. Reconozcámoslo, en el interior de Galicia vivimos en otro tiempo. Aún así, éstas pequeñas me tenían intrigado. Y proseguí. Al final, la cosa estaba clara: podía irme a SimYo con mi, por entonces, móvil y pagar uno o dos euros al mes, o comprar un Galaxy S mediante The Phone House para Yoigo, al 60% de su precio subvencionado, con €6 de mínimo, sin tarifa de datos obligatoria, 8c minuto/sms y, en caso de querer, un bono de 8€ para navegar, incluible en el mínimo y que aporta 500MB a máxima velocidad. Mi elección fue, como sabes, ésta última. De momento, estoy experimentando con esto de los smartphones, pagando menos que en Garrafón y con internet en el móvil, que no es poco ya. Confío en venderlo cuando lo necesite y, sí, tengo que estar 18 meses como mínimo ahí, pero más estuve en Garrafón pagando más y sin renovar móvil. Si no me conviene, pagaré la multa pero, sinceramente, espero no necesitarlo.

      Creo que ha quedado una respuesta sin el menor sentido. No era mi intención. Tampoco convencer a nadie de nada, ni ofender a nadie. En fin, que tomo nota de los consejos ;):

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s